¡Tu bebé no deja de aumentar su peso! En esta semana 36 de embarazo y en las que le continúan, el feto aumentará cada día casi 30 gramos.

En este momento se encuentra pesando unos 2.7 kilogramos y mide alrededor de 47.5 centímetros desde la cabeza hasta los pies, algo así como el equivalente a una lechuga romana.

Semana 36 de embarazo

¿Cómo se desarrolla mi bebé en esta semana 36 de su gestación?

Lento pero seguro, tu bebé comienza a perder el vellito que cubría su cuerpo en las semanas anteriores, al igual que la vernix caseosa, esa sustancia cremosa que ha cubierto su cuerpo todo el tiempo que ha estado flotando en líquido amniótico.

Imagina todo lo que se alimenta tu bebé mientras se encuentra en el útero que, poco a poco se tragará el líquido amniótico, la vernix caseosa y el vello que pierde, además de otras secreciones.

Toda esa mezcla de color verde oscuro o negro mantiene por nombre meconio y será su primera evacuación al nacer.

Por eso, no debes asustarte si en la primera evacuación que tenga tu bebé, visualizas el pañal todo negro, pues es algo totalmente normal.

Al finalizar esta semana tu bebé ya se encuentra listo para nacer, los pequeños que nacen antes de la semana 37 son considerados prematuros.

Lo más seguro es que, se encuentre situado en la posición para nacer, es decir, con su cabecita hacia abajo.

Si en la próxima semana tu bebé aún no se ha acomodado en la posición final, quizás el doctor decida practicar una versión cefálica exterior, actividad que se trata de girar a la posición idónea mediante un empujón con la mano desde la parte exterior de tu vientre.

Semana 36 de embarazo

El bebé toma la posición correcta para nacer.

Estado de la madre durante la semana 36 de embarazo

En este momento en el que tu bebé presiona tu cuerpo y crece rápidamente, ejerciendo presión en tus órganos, es probable que no sientas tanta hambre como hace algunas semanas.

Durante estos días de la semana 36 de embarazo te resultará más fácil digerir alimentos frecuentes y ligeros.

En el caso de que el bebé comience a alojarse con más profundidad en la pelvis, quizás sientas menos acidez y sensación de asfixia.

Este proceso de descenso del bebé en el vientre se llama encajamiento y ocurre antes del parte si eres madre primeriza.

El encajamiento suele aumentar la presión que sientes en la zona del bajo vientre y cuásar que camines incómodo.

Algunas embarazas explican que, sienten como si cargaran una bola de boliche entre las piernas o como si el bebé se fuese a salir, pero realmente no lo hará, así que puedes estar tranquila.

Por último, es posible que las contracciones de Braxton Hicks sean más frecuente durante estas semanas.

Semana 36 de embarazo

El encajamiento del bebé podría ocasionarte algunas molestias en el organismo.

¿Crees que estas a punto de dar a luz?

Durante estas fechas es ideal que consultes a tu medico ¿Cuáles son los parámetros a seguir en caso de que llegue el momento del parto?

Por regla, debes llamarle si te encuentras presentando contracciones regulares cada cinco minutos en una hora.

Si te encuentras segura de que tienes señales de parto en esta semana, contacta de inmediato a tu doctor, debido a que, los pequeños que nacen antes de la semana 37 son considerados bebés prematuros.

También debes llamarlo en el caso de presentar:
  • Rompimiento de fuente
  • Goteo de líquido amniótico
  • Falta de actividad usual en el feto
  • Hemorragia vaginal
  • Fiebre
  • Dolor de cabeza muy fuerte
  • Dolor abdominal
  • Cambios en la visión

Temas