La acidez durante el embarazo puede convertirse en un problema muy grave. Si estás embarazada y sabes que tras comer te sentirás fatal, aparece el estrés, la ansiedad y el malestar, tanto físico como psicológico. Ese ardor de estómago y la sensación de pesadez son insoportables. Es algo común en esta etapa, pero tiene soluciones, por suerte.

La verdad es que hay ciertos trucos que pueden ayudar a rebajar la acidez durante el embarazo. Como mínimo, ayudan a prevenir y minimizar las molestias. Recuerda que, en esta época, la toma de medicación tiene que estar total y absolutamente bajo prescripción médica.

Qué es el ardor de estómago o acidez

El ardor o acidez, también conocido como pirosis, es la molestia digestiva originada por diversas causas. Puede ser provocada por el aumento de útero, los factores hormonales, etc.

Estas alteraciones gástricas provocadas durante el embarazo suelen desaparecer cuando se da a luz. No obstante, si es un problema que ya tenías antes de pasar por el estado de buena esperanza, lo normal es que continúe.

Acidez durante el embarazo

 

Así pues, si seguimos una vida con hábitos saludables durante el embarazo, principalmente en el aspecto alimentario, podremos reducir mucho la acidez estomacal. Eso sí, hay ciertas rutinas, productos y consejos que has de seguir. Vamos a verlos.

Consejos para reducir la acidez durante el embarazo

Ahora sí, vamos a conocer una serie de consejos para reducir la acidez durante el embarazo. Gracias a ellos podrás reducir y prevenir este ardor de estómago tan incómodo.

  • Evita los atracones. Las comidas copiosas son motivo de acidez. Es mejor hacer varias ingestas más pequeñas a lo largo del día, durante el embarazo y siempre durante tu vida.Acidez durante el embarazo
  • No te excedas. Si sientes que tienes hambre, come un poco, pero no pases hambre. Lo ideal es no pasar más de 4 horas sin ingerir nada. Cada 2 o 3 horas, haz una pequeña visita a la nevera.
  • Come despacio y masticando bien, así la digestión será mejor.
  • Evita alimentos con alto grado de acidez. Son aquellos que incluyen fritos, mucha grasa, muchas especias, picante, demasiado procesados…
  • Las bebidas con exceso de azúcar, cafeína y teína también son muy negativas. Evita refrescos, zumos no naturales, el café y el té, los líquidos con burbujas, etc.
  • Evita los cítricos. Si quieres un zumo de naranja natural, añade algo de leche, así disminuyes la acidez de la bebida.
  • No tomes comidas demasiado frías o calientes, así no se irritan las paredes estomacales.
  • No aprietes la barriga. Usa ropas confortables y amplias, principalmente en esa zona.
  • No te acuestes recién comida. No lo hagas ni para la siesta ni por la noche. Conviene que dejes pasar al menos una hora entre la última ingesta y el descanso.

Anota todos estos consejos para evitar la incómoda acidez. Recuerda, come tranquila y sin prisas y haz ejercicio moderado de forma habitual para rebajar tu nivel de estrés. Así logarás una gestación fantástica y saludable. Y, si el ardor ha aparecido, el aceite de oliva y la leche pueden ser buenos remedios naturales para rebajarlo.

Temas