La primera semana de embarazo conforma el punto de inicio de una hermosa carrera cuya meta es el nacimiento de un bebé. La palabra “embarazo” se comprende como el tiempo en el que se comienza a formar el feto hasta el día de parto.

La primera semana de esta hermosa etapa, corresponde en sí, al periodo menstrual. Al ser este sistema de expulsión de microorganismos femeninos el principal protagonista de esta etapa del embarazo.

El periodo menstrual es el indicador más certero para determinar el tiempo que tiene tu embarazo, debido a que cuando se presenta la última regla, es el momento para calcular el tiempo que el feto lleva formándose.

Semana 1 de embarazo

Se forma una esfera llamada blastocito.

¿Qué ocurre en la primera semana de embarazo?

Por primera vez el óvulo femenino de divide luego de haber sido fecundado un día después. Luego de ahí continua su división al formar una especie de esfera llamada “blastocito”.

Es a partir del quinto día cuando las células comienzan a separarse en grupos, el primer grupo será el encargado de crear la placenta. Y existirá la formación de un segundo grupo, el cual conformará las células madres, encargadas de conformar el embrión.

Semana 1 de embarazo

Al transcurrir siete días después de la fecundación, el ovulo bajará por las trompas de Falopio hacia el útero, ubicará su lugar de implantación y se constituirá en el lugar durante los próximos nueve meses.

¿Cuáles serán los cambios en la futura madre?

Por otro lado, la madre comienza una etapa donde a experimentará una serie de cambios físicos, metabólicos y fisiológicos. Pero no te asustes, todos estos cambios tienen como objetivo salvar, alimentar y desarrollar a tu bebé de la mejor manera posible.

Existen mujeres que no tienen la menor idea de los cambios que están sufriendo su cuerpo, mientras que otras comienzan a desarrollar una serie de síntomas que indican que se encuentran embarazas.

Semana 1 de embarazo

Comienzan los cambios en la madre.

Algunas de las patologías que podrías comenzar a sentir son:

  • Cansancio
  • Náuseas y vomito (especialmente durante la mañana)
  • Aumento en el tamaño de los pechos
  • Aumento en las ganas de orinar
  • El sentido del olfato se desarrolla más de lo habitual
  • Presencia de algunos antojos
  • Sensación de presión en la pelvis y cadera

A su vez comienzan a desarrollarse los acostumbrados cambios emocionales causados por las hormonas del embarazo. Durante esta primera semana, es común realizar pruebas de embarazo, para definir que la mujer se encuentra embarazada.

A su vez es mejor que comiences a hacer los preparativos habituales. Para ello debes elegir tu médico de confianza el cual guiará tus pasos por el embarazo.

Y ten en cuenta todos los cambios que este nuevo miembro de la familia traerá consigo. Lo ideal es que, desde este punto, comiences a disfrutar cada día de los próximos nueve meses al máximo, pues es una etapa hermosa en la vida de toda mujer que merece ser celebrada a plenitud.

Consejos para el embarazo

La salud de la madre es una aspecto fundamental a cuidar durante la etapa de gestación, por lo que deben tenerse en cuenta ciertas alternativas que promuevan la salud del embrión y de la futura madre.

Fumar durante el embarazo podría acarrear graves consecuencias en la salud del feto, si lo haces, comienza a considerar dejarlo.

Consumir vegetales, frutas y alimentos bajos en grasa, te ayudará a mantener un peso adecuado. Además, también nutre al embrión de la manera adecuada durante su estadía en tu vientre.

Por último, ingiere alimentos y fármacos ricos en zinc, hierro y ácido fólico. Estos minerales harán el papel de ayudantes en el desarrollo del organismo de tu bebé incluso después de haber nacido.

Temas