En la semana 29 de embarazo tu bebé ha crecido rápidamente, logrando llegar a medir alrededor de un cuarto de kilo más en comparación a la semana 28.

Su longitud es de aproximadamente 38 centímetros desde su cabeza hasta los pies ¡es igual de largo que un ramo de apio!

Semana 29 de embarazo

¿Cómo se desarrolla mi bebé en esta semana 28 de su gestación?

Los músculos y pulmones del feto continúan su formación y la cabeza está amoldándose al cerebro, el cual cada día es un poco más grande.

Como tu bebé se encuentra creciendo tan aceleradamente, debe alimentarse muy bien durante estos días, volviendo su desarrollo aún más óptimo.

Para que ese aporte nutricional sea el suficiente para el pequeño y para ti, es necesario la ingesta continua de proteínas, vitamina C, ácido fólico, hierro y calcio.

Cada día que el feto se encuentra en el vientre, recibe alrededor de 250 miligramos de calcio, el cual le corresponde endurecer los huesos.

Una de las formas en las que puedes suministrar calcio constante a tu organismo, es mediante la ingesta de leche, la soya, el queso, el yogurt o el jugo de naranja enriquecido con calcio.

Semana 29 de embarazo

Tu bebé necesitará de mucho hierro para fortalecer sus huesos.

Estado de la madre durante la semana 29 de embarazo

Seguramente has notado que tu cabello se encuentra más largo y denso, resulta que no es que está creciendo, en realidad ha dejado de caerse.

El cabello humano pasa por tres fases, crecimiento, descanso y eliminación.

Durante la etapa de gestación, las hormonas del embarazo retienen el cabello sin eliminarlo, es decir, durante los nueve meses en los que tu bebé se encuentre en el vientre, tu cabello crecerá sin caerse.

Por lo general, unas semanas luego de haber dado a luz, el cuero cabelludo recobra sus procedimientos usuales, así que puedes notar que tu cabello comienza a caerse con mayor frecuencia luego del parto.

Además, durante estos días sentirás que el movimiento de tu bebé en el útero es frecuente.

En el caso de que dejes de sentir pataditas y golpecitos, debes consultar a tu medico inmediatamente para que el mismo contaste los motivos de esta falta de actividad.

Quizás el especialista medico te recomiende tomar nota de la frecuenta con la que sientes los movientes.

Lo regular es que tu bebé se mueva al menos diez veces cada dos hora.

Semana 29 de embarazo

La actividad de tu bebé en el útero será mayor.

Problemas con la progesterona

También, es probable que regresen la acidez y el estreñimiento en la semana 29 de embarazo.

La progesterona es una hormona del embarazo que relaja el tejido muscular liso en todo el cuerpo, incluyendo el intestino.

Debido a la presión que se encuentra en tu abdomen y esta peculiar forma en la que la progesterona afecta tu cuerpo, es posible que comiences a sentir gases, probablemente luego de comidas pesada.

Otro problema usual de este relajamiento del tejido muscular, son las hemorroides.

Las venas hinchadas del recto suelen causar estragos durante el embarazo y por lo general, reacomodarse luego del parto.

Lo cierto, es que debes consumir alimentos que mantengan a tu aparato digestivo, protegido y ligero.

De esta forma garantizas que los malestares del embarazo resulten un poco menos molestos.

Temas