Aunque ya se acerca tu fecha de parto en esta semana 37 de embarazo los doctores consideran que aun tu bebé no se encuentra listo para nacer.

Tu bebé se encuentra midiendo entre 48 y 51 centímetros desde la cabeza hasta los pies, algo aproximado a la longitud de un manojo de acelgas.

Su peso se encuentra entre los 3 kilogramos, lo correspondiente a las 6 libras, un gran incremento en comparación a las semanas anteriores.Semana 37 de embarazo

¿Cómo se desarrolla mi bebé en esta semana 37 de su gestación?

Durante las próximas semanas los pulmones y el cerebro de tu bebé continuarán su proceso de desarrollo.

En el caso de que te vayan a practicar una cesárea, el doctor decidirá hacerlo hasta la semana 39, a menos que, exista una razón para llevarla a cabo antes.

Por ejemplo, si presentas síntomas de preeclamsia, es probable que el doctor te sugiera realizar el procedimiento de inducción de parto durante esta semana.

Muchos bebés, al llegar a estas fechas, tienden a tener cubierta su cabeza de cabello al nacer, de hecho, algunos mantienen una impresionante densidad en su cuerpo cabelludo.

Claro está, existen algunos bebés que nacen calvos o con solo un poco de cabello, parecido a la piel del durazno.Semana 37 de embarazo

Estado de la madre durante la semana 37 de embarazo

Durante el último mes de embarazo, las probabilidades de preeclampsia aumentan.

Por tal motivo, tu doctor debe examinar tu salud constantemente, comprobando la presión en tu sangre y asegurándose de que no se encuentre alta.

Debe verificar la existencia de proteína en la orina, además de que tu rostro y manos no se encuentren hinchados, debido a que estos son los síntomas clave de la preeclampsia.

De igual manera, en la semana 37 de embarazo tu doctor querrá estar seguro del estado de salud en el que se encuentra tu bebé.

La placenta se debilita a medida que el embarazo transcurre y luego de las 42 semanas, deja de alimentar al feto con glucosa, también deja de eliminar los desechos de forma correcta.

Semana 37 de embarazo

Tu doctor te examinará para verificar la existencia de preeclampsia.

En fin, en caso de cualquier señal de parto prematuro, tu medico te indicará la posibilidad de inducirlo.

Además, esta semana sentirás mucha incomodidad y quizás no te resulte fácil dormir de noche, de hecho, existen investigaciones que indican que, durante el tercer trimestre de embarazo se duerme peor.

Durante estos días, puedes sentir contracciones de Braxton Hicks más frecuentes y fuertes, con una mayor duración, hasta puede ocurrir que sean tan seguidas que consideres que ya estas entrando en trabajo de parto.

Quizás tu flujo vaginal aumente o sientas que lo hace, en comparación a días pasados.

En el caso de que observes sangre o que el flujo vaginal es de color rosado y mucoso, puede significar que el tapón mucoso que se encarga de sellar el útero, se ha desprendido, entonces quiere decir que, el parto se acerca.

Si presentas cualquier perdida o hemorragia vaginal, llama a tu doctor de inmediato.

Temas