Muchas mujeres se preguntan si existe compromiso alguno de tener un parto vaginal después de una cesárea anterior. Es que a pesar de que hay que tener un poco de cuidado, es posible realizarlo sin ningún problema.

Durante mucho tiempo la cesárea se convirtió en un problema para las madres debido a las complicaciones que esta posee. En muchos casos las madres se encuentran con esta sorpresa cuando esperan tener un parto normal.

El primer interrogante que surge es que al tener una cesárea, si los siguientes partos serán atendidos de la misma forma. Para nadie es un secreto que la intervención quirúrgica para finalizar un embarazo es dolorosa y de tardía recuperación.

A pesar de que durante una cesárea no se experimenta un profundo dolor debido al uso de anestésicos locales. Las incomodidades llegan después del acto quirúrgico, a diferencia de un parto vaginal que no tiene complicaciones.

Es que después de un parto vaginal la mujer puede comer y hacer prácticamente lo que quiera. A diferencia de la cesárea que por lo general requiere de vigilancia médica de 48 horas en el hospital.

Una vez que termina el parto vaginal la mujer es libre de realizar cualquier cosa. Puede caminar, comer y deambular sin ningún problema, a diferencia de la cesárea donde está imposibilitada de algunas cosas.

Sí, se puede parir después de una cesárea

La respuesta es sí, siempre y cuando el periodo de un embarazo a otro sea mayor a 19 meses. Si estas por debajo de ese rango tristemente el embarazo se tendrá que resolver por vía alta.

La primera complicación que surge ante el antecedente de una cesárea es la ruptura uterina. Y es que debido a la incisión que se realiza en las capas del útero, esto lo hace propenso.

Dicha incisión coloca un punto débil en el útero, el cual ante las contracciones del parto puede ceder. Esto ha quedado registrado en el 22,55% de las mujeres, cuyo periodo intergenesico fue menor a 18 meses.

¿Qué puede acontecer si existe una ruptura uterina durante el parto vaginal?

El primer riesgo que existe ante la presencia de una ruptura uterina es el sangrado intenso que se genera. Posteriormente al parto es fundamental que exista una contracción continua de la cavidad uterina. Esto es fundamental ya que se necesita cerrar las arterias que nutrían a la placenta del bebe. Este elemento de cierre es conocido como globo de seguridad de pinard, el cual ante una ruptura se altera.

Además posterior al sangrado si la lesión sobre el útero es grande, es viable su extracción indeseada. Por ende aquellas féminas que quisieran tener más hijos, se les descartaría esta opción de procrear.

¿Cesárea versus parto vaginal?

cesárea y parto vaginal

De ser posible a toda mujer siempre se le sugiere el parto vaginal como fin de la gestación. Debido a que tiene menores complicaciones y la recuperación después del parto es de horas.

A diferencia del acto quirúrgico, cuya recuperación es de semanas y tiende a ser incapacitante. Ya que no te podrías mover con normalidad los primeros días, más el cuidado estricto de una herida post operatoria. En fin, quedará a criterio de tu médico valorar las complicaciones y será él quien decida la conducta a seguir.