Cómo saber si mi hijo es autista es algo que se preguntan millones de padres en todo el mundo. Es válido aclarar que el autismo no es una enfermedad sino que es un trastorno y se trata de una condición neurológica permanente.

Su rápida detección puede llevar a que el niño tenga una mejor calidad de vida en los distintos ámbitos en los que se desenvuelve. Resulta importante que los padres puedan conocer más detalles acerca de este trastorno para poder ayudar a que su hijo lleve una vida casi normal.

autista

Debe ser diagnosticado por un médico para saber si mi hijo es autista

¿Pero qué es el autismo?

El denominado TEA o trastornos del espectro autista son un conjunto de alteraciones que afectan al desarrollo infantil.

Aparece en los primeros años de la vida del niño y su característica principal es que los niños, en menor o mayor medida, no son capaces de relacionarse, comunicarse o jugar, de la misma forma que los niños de su edad.

La forma de como se manifiesta este trastorno puede variar mucho, en la manera e intensidad, de un niño a otro.

¿Cómo saber si mi hijo es autista?

Si bien el autismo debe ser diagnosticado por un médico hay ciertas pautas que los padres pueden observar para su temprana detección. Entre ellas mencionamos:

Problemas en la comunicación

El niño puede tener problemas para la comunicación verbal o no verbal, puede tener dificultades para identificar los objetos, le costará hablar hasta los primeros dos años y también tendrá problemas para identificar gestos de los demás.

autista

saber si mi hijo es autista

Dificultades para relacionarse con las personas

No está interesado en poder relacionarse con sus pares o niños mayores y su tendencia es aislarse. Tampoco existe el contacto visual con otras personas. Tiende a aislarse y no se interesa en relacionarse con otros niños y personas.

Conducta estereotipada

El niño tiene una rutina o rituales específicos que son anormales por su intensidad a su edad. Como por ejemplo jugará todo el día con un mismo objeto tocándolo o mantiene meticulosamente el orden de sus prendas de vestir o juguetes.

Hiperactividad- pasividad y rechazo al contacto físico

Pueden moverse de un lado a otro de forma hiperactiva y luego se quedan quietos y no les gusta que los molesten o les hablen. Tampoco que lo quieran cargar

No toma conciencia de los peligros

El niño no tiene conciencia de situaciones de peligro cotidianas. Puede cruzar la calle sin mirar por ejemplo.

Extrema sensibilidad

Los niños autistas son extremadamente sensibles a los sonidos, tacto, olfato y gusto. Cualquier ruido cotidiano puede perturbarlos.

Pocos intereses y muy restringidos

No comparten los intereses de los chicos de su edad y se fascinan, por ejemplo, por objetos giratorios, logotipos o letras gigantes. Hacen juegos repetitivos y poco imaginativos.

Es importante saber que este trastorno puede diagnosticarse observando estos síntomas característicos y los padres que los observan deberán buscar ayuda especializada para su diagnóstico y poder dar una mejor calidad de vida a su hijo.

Temas