El uso de antiácidos en el embarazo tiende a ser un tema algo controversial, ya que aunque no existen muchos estudios al respecto se han relacionado con algunas enfermedades.

Durante el embarazo es común que las madres presenten acidez estomacal como resultado de los efectos de la progesterona y estrógenos.

Lo que condiciona a una disminución de la resistencia esofágica baja.

Además a eso aunamos el hecho de la presión mecánica ejercida por el feto aumenta la presión intra-abdominal reduciendo el vaciamiento gástrico.

Aunque no suele ser un problema grave tiende a ser molesto, es una afección que afecta a casi el 80% de las mujeres embarazadas durante el primer y parte del segundo trimestre.

Antiacidos en el embarazo

Antiácidos en el embarazo

Antiácidos en el embarazo

La mujeres embarazas corren un riesgo del 45 al 80% de desarrollar la enfermedad de reflujo gastroesofágico, para dicho problema se emplean algunos antiácidos en el embarazo que son seguros.

Tales como  antiácidos, inhibidores de la bomba de protones y los antagonistas histaminérgicos H2.

Se debe recordar que con el uso de los antiácidos en el embarazo se deben alejar de la ingesta de hierro ya que disminuye su absorción.

Antiácidos

Los antiácidos en el embarazo son los preferidos para tratar esta dolencia debido a su efecto rápido.

Los recomendados son los que contienen aluminio, magnesio y calcio, siempre a dosis correctas, en cambio los elaborados con bicarbonato de sodio o trisilicato de magnesio deben restringirse.

Antiácidos con hidróxido de aluminio

No han demostrado teratogénesis en animales, considerándose seguros en
cuanto sean evitadas altas dosis en forma crónica.

No debe administrarse junto lácteos o citratos ya que aumenta la incidencia de bajo peso fetal.

Puede producir estreñimiento.

Hidróxido de magnesio

Antiácido en el embarazo seguro durante el embarazo, en estudios realizados en animales no ha mostrado malformaciones fetales.

Cuando se consume de manera crónica a altas dosis puede producir somnolencia, hipermagnesemia y disminución del tono muscular en el feto.

Antiácidos con carbonato de calcio

Representan la primera opción para tratar la acidez en el embarazo, debido a que son rápidos y muy eficaces.

Pero se ha observado en algunos casos aislados donde de excede la dosis síndromes maternos caracterizados por hipercalcemia, insuficiencia renal y alcalosis metabólica.

Antiacidos en el embarazo

Antiacidos en el embarazo

Antiácidos con bicarbonato de sodio

Debido a sus altos niveles en sodio es un tipo medicamento a evitar durante el embarazo.

Estos pueden llegar a producir alcalosis metabólica y sobrecarga hídrica materna y fetal.

Antiácidos con salicilato o ácido acetilsalicílico

Los antiacidos que contengan salicilatos debes evitarse ya este compuesto se ha relacionado a múltiples alteraciones ademas de ser teratogenico.

Dentro de sus complicaciones destaca cierre prematuro del conducto arterioso.

  • Hemostasia materna y neonatal.
  • Aumento de la mortalidad perinatal.
  • Retraso del crecimiento intrauterino.
  • Hipertensión pulmonar.
  • Riesgo de hemorragia intracraneal en recién nacidos prematuros.

Se pueden encontrar algunas marcas como  Alka-Seltzer. 

Temas