La hormona tiroidea controla muchas de las actividades del cuerpo humano, como el ritmo cardíaco o la velocidad en que quema calorías el organismo. Todo esto dependiendo de la mucha o poca cantidad de hormonas que se produzca. Pero, ¿qué es la tiroides durante el embarazo?

Tiroides durante el embarazo

La tiroides es una glándula en forma de mariposa localizada en la parte delantera del cuello.

¿Qué es la glándula tiroides?

 Es una glándula en forma de mariposa localizada en la parte delantera del cuello. Es la encargada de formar las hormonas tiroideas para dirigirlas al sistema sanguíneo y distribuirlas a todos los tejidos del cuerpo.

Estas hormonas ayudan al cuerpo a mantener energía, la temperatura corporal, y que el cerebro, el corazón, los músculos y otros órganos funcionen de la manera adecuada. Según estadísticas, las mujeres sufren más esta enfermedad en comparación con los hombres. Especialmente después del embarazo o de la menopausia.

 Estas pueden identificarse como hipertiroidismo, que es cuando la glándula produce más hormonas tiroideas de las que el cuerpo necesita. Hipotiroidismo es cuando produce menos de las que el cuerpo necesita. Pero ¿cómo puede afectar la tiroides durante el embarazo?

Tiroides durante el embarazo

Dar un diagnóstico de hipertiroidismo puede ser algo complicado, ya que el examen de centellograma de tiroides está contraindicado en las mujeres embarazadas.

Hipertiroidismo durante el embarazo.

 Dar un diagnóstico de hipertiroidismo puede ser algo complicado, ya que el examen de centellograma de tiroides está contraindicado en las mujeres embarazadas. Esto debido a la reactividad que se utiliza en el mismo, puede afectar la tiroides del bebé. El diagnóstico que se utiliza está basado en el,historial del paciente, examen físico y pruebas de laboratorio

 Entre los riesgos de hipertiroidismo materno es que, tratado de una manera inadecuada, puede originar que se presente un parto prematuro o una pre-eclampsia. Igualmente, puede producir taquicardia fetal, bebés pequeños para el tiempo gestacional, malformaciones congénitas, bebés prematuros, o que nazcan sin vida. Allí la importancia del tratamiento.

 El hipertiroidismo, si es leve, su tratamiento es sencillo, aunque hay que seguirlo de cerca. Pero cuando el hipertiroidismo es severo, entonces las drogas antitiroideas son el tratamiento a seguir. Su objetivo es mantener los niveles maternos en la normalidad, con la dosis más baja posible de medicamentos antitiroideos.

Tiroides durante el embarazo

Se recomienda que las pruebas de función tiroidea se repitan cada 6 o 8 semanas durante el embarazo

Hipotiroidismo en el embarazo

 La causa más frecuente es un trastorno autoinmune conocido como tiroiditis de hashimoto. Puede ocurrir por un tratamiento inadecuado con historia previa de hipotiroidismo por diferentes causas o por sobretratamiento con drogas antitiroideas.

 Los riesgos al no mantener un tratamiento adecuado con esta enfermedad son: anemia materna, dolor muscular, debilidad, anormalidades en la placenta. También puede causar: preeclampsia, niños con bajo peso al nacer, insuficiencia cardíaca y hemorragia del posparto.

 El seguimiento cuidadoso de esta enfermedad en el embarazo es muy importante. Se recomienda que las pruebas de función tiroidea se repitan cada 6 o 8 semanas durante el embarazo. Así se asegura que la función tiroidea de la mujer se encuentre normal. Para así hacer un seguimiento adecuado a la tiroides durante el embarazo.

 

Temas