No lo creerás, pero tu bebé ya casi ocupa todo el espacio del útero en esta semana 27 de embarazo y ha llegado a pesar casi un kilo, midiendo al redor de 36.5 centímetros de longitud.

Desde su cabeza hasta los pies, tu bebé tiene un tamaño similar al de una coliflor.Semana 27 de embarazo

¿Cómo se desarrolla mi bebé durante esta semana 27 de gestación?

En este momento tu bebé abre y cierra sus ojitos, se chupa el dedo y hasta tiene un horario en donde se encuentra dormido o despierto.

Aunque sus pulmones no se encuentran completamente desarrollados aun, de nacer antes de tiempo respiraría con ayuda.

Cuando llegues a sentir algunos saltitos rítmicos, significará que el feto tiene hipo, a partir de ahora esto será común.

El hipo en los fetos suele durar mucho pero no le molesta para nada al bebé, así que disfruta las cosquillas que te hace sentir.

Por último, su actividad es mayor debido a que su cerebro se encuentra más desarrollado.Semana 27 de embarazo

Estado de la madre durante la semana 27 de embarazo

Comienza a prestar atención a lo que tu cuerpo te indica.

Es posible que ahora cuando te provoque algún alimento, signifique que tu cuerpo requiere de algún nutriente.

Por ejemplo, si te ha provocado consumir carnes rojas, lo más probable es que necesites de hierro o proteína en tu dieta.

Has caso a tu cuerpo en todo lo que signifique comida, evita la tierra, tabaco o pintura seca.

Semana 27 de embarazo

Presta atención a tus antojos.

En este punto, tu cuerpo arranca a prepararse para la etapa final del embarazo.

La aparición de nuevos síntomas, como el dolor de espalda, pueden hacerse presentes.

Aunque el dolor en la parte baja de la espalda es muy común, es más frecuente sentir molestias en la parte posterior de la pelvis.

Este dolor puede ser causado por actividades como caminar, subir escaleras, sentarse en sillas bajas o girarse bruscamente.

Posiciones incomodas como sentarse en una silla con las caderas dobladas puede empeorar el dolor en la pelvis.

También es probable que con mayor frecuencia sientan molestos calambres en las piernas.

Y todo derivado del peso extra que mantienes ahora en tu cuerpo y porque el útero hace que trabaje más el sistema circulatorio.

La mejor forma de evitarlos es realizar ejercicios para embarazadas como el yoga o estiramientos caseros que resultes fáciles de llevar a cabo.

Temas