Cuando tu bebé inicia con la alimentación semi solida, a partir de los seis meses puedes variar su alimentación, el puré de brócoli para bebés es una buena opción para añadirla a su menú.

El puré de brócoli es una rica fuente en nutrientes necesarios para el desarrollo optimo de tu bebé, contiene vitaminas, minerales, fibra y antioxidantes.

Puré de brócoli para bebés

Puré de brócoli para bebés

¿Como preparar puré de brócoli para bebés?

Te daremos algunas formas de preparar puré de brócoli para bebés, puedes añadir cualquier otro vegetal para añadirle muchos más nutrientes a la preparación.

Puré de brócoli fresco

Para preparar puré de brócoli fresco para bebés debes primero seleccionar la cantidad necesaria para realizar una papilla a tu bebé la cual será ideal para iniciar la ablactación con alimentos sólidos.

Debes lavar el brócoli, retirar los extremos distales de los tallos,  luego procede a cortar en pequeños trozos que puedan cocerse bien al vapor.

Pon una olla de agua a hervir, prepara el brócoli en trozos para que sea cocinado al vapor, durante 15 minutos o hasta que este lo suficientemente blando para que puedan ser atravesados con un palillo.

Para finalizar puedes valerte de una licuadora o un procesador de alimentos para realizar tu puré y luego servir fresco.

Si te sobra o haces mucha cantidad puedes congelarlo.

Puré de brócoli Congelado

Cuando compras el brócoli congelado debes llevarlo al  microondas antes de procesarlo durante 5 a 8 minutos, luego de esto se debe dejar reposar durante 5 minutos para luego llevarlo al procesador de alimentos o la licuadora.

Se sirve recién hecho o puede refrigerarse para consumirse posteriormente.

 

Puré de brócoli para bebés

Puré de brócoli para bebés

¿Como conservar el puré de brócoli?

El puré puede conservarse congelado por al menos seis meses, ya sea de frutas o vegetales, esto es muy útil si has hecho mucho puré o quieres aprovechar una oferta en frutas y vegetales de temporadas.

Para congelar el puré tienes que disponerlo en un envase de plástico o en las bandejas de cubos de hielo, al congelarse en estas ultimas puedes almacenarlos en el congelador en una bolsa.

Cuando vayas a utilizar el puré congelado lo ideal es sacarlo del congelador y llevarlo al refrigerador durante toda la noche, esto permitirá que el puré se descongele poco a poco sin estropearse.

Puede darle de dos a tres cubos a tu bebé para cubrir una ración, todo dependiendo de que tanto pueda llegar a comer tu bebé.

Temas