Como debes imaginar las infecciones afectan durante el embarazo no solo a la madre, al bebé también. Existen varios tipos de infecciones que pueden afectar al bebé. Por eso es muy importante que te cuides hasta el último momento del embarazo.

 

Las enfermedades o infecciones de transmisión sexual son algo muy grave que afecta desde el primer momento. Entre esas enfermedades se encuentra la clamidia, la gonorrea, el herpes genital y el citomegalovirus. Estas enfermedades se transmiten de la madre al bebé al momento del parto.

Cuando llega la hora del nacimiento y es por vía natural o vaginal, el bebé pasa por el conducto infectado. Otras de estas enfermedades infectan al bebé incluso antes de nacer como lo son: el VIH, la sífilis y CMV. Por eso, desde el primer momento del embarazo los especialistas indican realizarse exámenes de descarte y prevención.

Estos exámenes se realizan tanto en la madre como en su pareja. Las pruebas de detección ayudan a saber si las infecciones tienen cura o no. En caso de padecer de alguna enfermedad de transmisión sexual, el tratamiento temprano hace que disminuya las probabilidades de que el bebé se contagie.

¿Cómo las infecciones afectan durante el embarazo?

Las enfermedades o infecciones afectan durante el embarazo pueden traer consecuencias muy graves. Los problemas no son solo de la madre sino del bebé también. Pueden producirse complicaciones como:

  • Defectos en el nacimiento: ceguera, sordera, discapacidad intelectual o deformidades en los huesos.
  • Bajo peso al nacer
  • Aborto natural
  • Embarazo ectópico
  • Parto prematuro
  • Trabajo de parto muy temprano
  • Nacimiento de un bebé muerto
  • Muerte luego de nacer
  • Enfermedades graves en el primer mes de nacido

En el caso de las enfermedades de transmisión sexual, que son más fuertes, tenemos algunas consecuencias como:

  • El VIH se transmite en el embarazo de la madre al bebé, durante el parto, en el nacimiento o incluso amamantando
  • La gonorrea se transmite al bebé al momento del parto natural. Causa infecciones en los ojos, neumonía, infecciones en la sangre o articulaciones.
  • Clamidia, ésta, al igual que la gonorrea, se transmite a la hora del parto y causa graves infecciones oculares y neumonía.
  • Virus de la hepatitis B: si este es adquirido en el embarazo, el bebé tiene alto riesgo de infectarse. Si la mujer se contagia en el inicio del embarazo, las probabilidades de que el bebé se contagie son de 10%. Pero si se infecta en un embarazo mucho más avanzado, las probabilidades son de 90% de contagiar al feto.
  • Herpes en los genitales, esta infección es altamente contagiosa. Los bebés que nacen de un parto natural, proveniente de una madre infectada, tienen altas posibilidades de contraerlo. Esta infección es tan grave que puede causar la muerte. Provoca ceguera, daño cerebral y lesiones en algunos órganos. Es recomendable una cesárea para evitar el contacto del bebé con el virus.

Recomendaciones para mujeres con infecciones durante el embarazo

infecciones afectan durante el embarazo al bebé

Lo más importante de todo es realizar exámenes y tratamientos de cada infección. Se reducen las probabilidades de contagiar al bebé y se apuesta a una mejor salud de la madre. En caso de desconocer la existencia de enfermedades o infecciones en el embarazo, lo mejor que puedes hacer es acudir al médico.

Temas