El Fibroma Uterino, se conoce también comúnmente como Miomas o Leiomiomas. Son tumores benignos o no cancerígenos, alojados en el útero.

Fibroma uterino ¿Qué es?

Los fibromas pueden variar en tamaño y en cantidad, pues hay mujeres que presentan pocos o muchos fibromas a la misma vez. Algunos de ellos llegan a ser tan grandes que defórman el útero dando una apariencia de mujer en estado de embarazo.

La mayoría de las mujeres pueden presentar fibromas a lo largo de su vida, sin darse cuenta. Sin embargo, en muchas ocasiones no presentan ningún síntoma.

Muchas mujeres pueden vivir normalmente con fibromas. Si no les genera molestias ni presentan signos o síntomas es probable que no presenten ninguna otra complicación. Incluso, existen casos donde los fibromas diminuyen su tamaño y desaparecen por si solos, sin requerir de ningún tratamiento medico.

Síntomas de fibroma uterino

En otros casos, los síntomas que se presentan son los siguientes:

  • Dolor en la parte baja del vientre.
  • dificultad para orinar.
  • Deseos frecuentes de orinar.
  • Dolor en las piernas y espalda baja.
  • sangrado mestrual abundante.
  • Mestruación que perdura por mas de 5 dias.
  • Estreñimiento.

Dependiendo de donde se encuentren ubicados los fibromas, estos reciben diferente clasificación.

Los que se encuentran ubicados en la pared muscular del útero, se conocen como fibromas intramurales. Aquellos que se ubican en la cavidad uterina se le conocen como fibromas submucosos. Y, los que estan en la parte exterior del útero reciben el nombre de fibromas subserosos.

Diagnóstico de fibroma uterino

Como se mencionaba anteriormente, muchas mujeres quizá tengan fibromas uterinos y aun no lo sepan, dado que no todos presentan síntomas. En varias ocasiones dichos tumores se han detectado de manera fortuita mediante un examen pélvico de rutina. El médico puede detectar alguna irregularidad en la forma o tamaño del Útero y de esta manera sospechar que hay fibromas.

Si este es el caso, el medico enviara unos exámenes mas exhaustivos como una ecografía transabdominal y transvaginal. Con ello, ven con mas detalle el tamaño del útero e incluso poder obtener imágenes de éste y medir los míomas y ver donde se encuentran ubicados.

También te puede ordenar unos exámenes de laboratorio, en el caso de que tengas una hemorragia o mestruacion abundante. Así, pueden de esta manera descartar anemia debido al sangrado.

Otros exámenes mas especializados que te podrían ordenas en caso de no ser suficiente con la ecografia son:

Histerosalpingografía, esto en caso de que se desee averiguar las causas de infertilidad, que a su ves también se consigue detectar la existencia de fibromas. Este estudio consiste en la utilización de una tinta para destacar en las imágenes, el útero y las trompas de falópio.

Histeroscopia, por medio de un histeroscopio el medico introduce salina en el útero. De esta manera expandir la cavidad del útero y poder observar mejor las paredes del útero.

Posibles causas de los fibromas uterinos

Factores hormonales: Debido a la excesiva producción de las hormonas sexuales (estrógenos y progesterona).

F. Genéticos: Los fibromas uterinos tienden a darse mayormente en aquellas mujeres que lo han heredado de sus madres o parientes cercanos.

Factores Externos: El uso prolongado de anticonceptivos a temprana edad, el inicio de la mestruación a una edad temprana, deficiencia de vitamina D, una dieta baja en vegetales y alta en carnes rojas, exceso de consumo de alcohol y el sobrepeso puede aumentar el riesgo de desarrollar este tipo de tumores.

Posibles consecuencias

La aparición de un fibroma uterino, particularmente los fibromas submucosos, tienden a ser causantes de infertilidad en la mujer o complicaciones para quedar embarazada. Una vez queda la mujer embarazada, puede provocar un desprendimiento de la placenta o parto prematuro.

 

Tratamientos

Existen múltiples tratamientos para eliminar los fibromas, a continuación te nombraremos algunos de ellos.

  • Farmacológicos; Los medicamentos utilizados para los fibromas suelen reducir su tamaño y eliminar algunos de los sintomas presentados, como lo es el sangrado abundante durante la mestruacion, dado que estos medicamentos esta directamente dirigidos a la regulación hormonal.

Estos medicamentos conocidos como agonistas, son inhibidos de la producción de hormonas gonadotropinas. Por tanto, provocan que la mestruación sea interrumpida durante el tratamiento y de esta manera los mimas se contraigan de tamaño.

Otros medicamentos como el acido tranexámico, los anticonceptivos y antiinflamatorios, solo podrían ser recetados para aliviar los síntomas , (perdida abundante de sangre o el dolor causado por la inflamación), pero en si, no aportan a la disminución de tamaño del fibroma.

  • El dispositivo intrauterino (DIU) liberador de progestágenos, para aliviar las hemorragias o sangrados abundantes provocados por los fibromas, pero en este caso solo mejora los síntomas, mas no reduce ni elimina al fibroma.
  • Tratamiento no invasivo, es una cirugía con ultrasonido. Se realiza por medio de un transductor ecográfico que lleva ondas sonoras al fibroma,  lo calienta y de esta manera va destruyendo tejido del fibroma hasta reducir su tamaño.
  • Miolisis; procedimiento laparoscopico que destruye los fibromas y los vasos sangrientos de los mismos, por medio de energía radiofrecuencia y láser.
  • Miomectomía laparoscopica o robotica; en este tipo de cirugia el cirujano extrae los fibromas con ayuda de instrumentos especializados que se introducen atravesados de pequeñas incisiones en el vientre. Esto depende mucho del tamaño de los fibromas, pues estos deben ser pequeños.
  • Miomectomía histeroscopica, en este procedimiento el cirujano extrae los fibromas pero esta vez por vía vaginal.

Procedimientos quirúrgicos

 

Histerectomía: consiste en la extracción completa y definitiva del útero, por esta razón se considera un tipo de cirugía mayor. Se debe tener en cuenta las consecuencias asociadas a la extracción del útero, pues con ello viene el no poder tener más hijos, la menopausia prematura y, algunas afectaciones de la salud. Además, se habla de afecciones cardíacas y metabólicas asociadas a la histerectomía

La Morcelación: se le conoce con este nombre a la facmentación o división en varias partes de un fibroma al momento de ser extirpado, puede traer consigo riesgos. La extirpación de una célula cancerosa sin previo conocimiento de su existencia.

Es importante antes de una cirugia de este tipo, minimizar los factores de riesgo teniendo un diagnostico claro, descartar cualquier tipo de célula cancerosa.

Por otro lado se puede minimizar el riesgo, realizando la extirpación del fibroma dentro de una bolsa o realizar una incisión de mayor tamaño para extraer el fibroma completo y evitar su fragmentación.

No se recomienda la histerectomía para aquellas mujeres jóvenes o que aun quieren quedar embarazadas.

También es importante tener claro que cada uno de los procedimientos para tratar un fibroma uterino, tienen una tasa de recurrencia, excepto la histerectomía. Esto significa que puede quedar alguna semilla de los fibromas ya extraídos y estos podrían crecer nuevamente.