La depresión en el embarazo suele ser un problema muy común debido a los cambios experimentados durante esta nueva etapa.

Es de vital importancia abordar oportunamente este problema para evitar a toda costa alguna consecuencias de la depresión en el embarazo. 

Depresión en el embarazo

Depresión en el embarazo

Depresión en el embarazo

Tanto el embarazo como el puerperio son dos momentos fundamentales de la maternidad, ya que representan los cambios más importantes en la vida de una mujer.

Por ello, se estima que una de cada diez mujeres embarazadas sufre de depresión.

Pero las cifras reales podrían ser mayores, debido a que la gran parte le atribuye la clínica del embarazo. 

La depresión en el embarazo se manifiesta con los siguientes síntomas.

  • Tristeza.
  • Irritabilidad.
  • Inquietud.
  • Llanto fácil.
  • Sentimiento de culpabilidad.
  • Ideas suicidas.
  • Falta de apetito o polifagia.
  • Imposibilidad para concentrarse.
  • Insomnio o hipersomnia.
  • Aislarse.
  • Perdida del interés en todo.

¿Porque una mujer se deprime durante el embarazo?

Desde el momento de la concepción llegando al parto la mujer embarazada experimenta diferentes cambios fisiológicos necesarios para el optimo desarrollo del bebé.

Entonces, se produce un estrés fisiológico proyectado por la salud del embarazo modulado por diferentes hormonas. Luego, genera un situación a nivel físico y mental, si la madre no puede sobrellevarlo se convierte en algo patológico.

La capacidad de adaptación de la madre se encuentra ligada a diferentes factores que determinaran el riesgo de sufrir de depresión durante el embarazo.

Factores determinantes durante el embarazo

  • Historia personal.
  • Personalidad.
  • Episodio depresivo previo.
  • Rasgos depresivos.
  • Primeriza.
  • Tiempo que le ha tomado quedar embarazada.
  • Entorno familiar.
  • Situación económicamente.
  • Madre soltera.
  • Clínica fuertes de síndrome pre menstrual durante.
  • Antecedentes de pacientes psiquiátricos en la familia.
  • Embarazo no deseado.
  • Problemas de pareja.
  • Abortos previos.

¿Es peligroso deprimirse durante el embarazo?

No existen estudios que hablen sobre la relación entre la depresión y el embarazo. Pero, se le ha relacionado a parto prematuro e hipertensión pulmonar en el recién nacido.

La mayoría de las complicaciones para el bebé se deben al tratamiento antidepresivo para la mujer embarazada.

En ocasiones los recién nacidos terminan desarrollando síntomas de abstinencia.

 

Depresión en el embarazo

Depresión en el embarazo

¿Cómo tratar la depresión en el embarazo?

En la mayoría de los casos donde la madre desarrolla depresión en el embarazo marca un precedente para desarrollar depresión postparto.

Entonces, ante la presencia de estos síntomas se debe acudir su médico de confianza.

También existen muchos métodos que puede emplear el profesional de la salud para tratar la depresión durante el embarazo. 

Métodos para tratar la depresión durante el embarazo

  • Psicoterapia: Mediante la exploración de sentimientos el terapeuta sus podrá ayudarle a sobrellevarlos, también es conocida como “terapia del dialogo”
  • Grupos de apoyo: Grupo de personas con el mismo problema quienes se reúnen para hablar sobre sus problemas, estos suelen estar dirigidos por un terapeuta certificado.
  • Medicamentos: Solo prescrita por un psiquiatra, quien le orientara sobre que medicamentos y bajo que dosis debe tomarlo.
  • Terapia electroconvulsiva: Se emplean impulsos eléctricos directos al cerebro para tratar al depresión. Se ha comprobado que es seguro durante el embarazo y efectivo en caso de depresión grave.