La intolerancia a la lactosa en bebés es un problema común, se estima que el 70% de la población mundial la padece, cifras alarmantes que deben poner alerta a todo padre.

¿Qué es la intolerancia a la lactosa?

La intolerancia a la lactosa de debe a que hay un problema a nivel enzimático donde la lactasa encargada de metabolizar la lactosa y dividirla en glucosa y galactosa se encuentra disminuida.

La lactosa permanece en el tracto gastrointestinal produciendo diversas dolencias, pero no es letal.

En los bebés prematuros suele haber menor cantidad de lactasa, la intolerancia a la lactosa en bebés es raro.

Generalmente los niños debutan como intolerantes a la lactasa después de los 6 años o a partir de la adolescencia.

Causas de la intolerancia a la lactosa en bebés

Se desconoce a ciencia cierta las causas a la intolerancia a la lactosa en bebés,  se habla sobre un fuerte componente genético siendo una expresión recesiva de los genes.

Esto quiere decir que ambos padres son portadores de los genes que producen hacen al niño intolerante a la lactosa.

Un bebé puede manifestar su intolerancia a la lactosa con diarreas severas al momento de recibir tanto la leche materna y la leche de formula, requiriendo formulas especiales sin lactosa.

Algunos casos se presenta diarrea intensa donde el bebé fue incapaz de producir lactosa por un periodo de tiempo.

Medicamentos y algunas condiciones clínicas como al enfermedad de Crohn pueden alterar la cantidad de lactasa en el sistema digestivo.

La intolerancia a la lactosa en bebés

La intolerancia a la lactosa en bebés

Síntomas de la intolerancia en al lactosa en bebés

  • Dolor abdominal tipo cólico
  • Diarrea
  • Gases
  • Hinchazón abdominal

¿Cémo sabes si mi bebé es intolerante a la lactosa?

Solo el medico pediatra puede hacer el diagnostico, debes estar atenta a los problemas intestinales de tu bebé tras la administración de la leche ya sea materna o de formula.

¿Qué diferencia existe entre alergia a la lactosa e intolerancia a la lactosa?

Suelen confundirse pero son dos entidades patológicas diferentes, por una parte la intolerancia a la latosa es un problema que radica en la poca cantidad de la enzima lactasa. Es decir, es un problema digestivo.

En cambio la alergia a la lactosa es una respuesta del sistema inmunológico hacia la proteína de la leche, suele manifestarse con los mismos síntomas de la intolerancia pero suele aparecer.

  • Prurito (Comezón)
  • Manchas tipo sarpullido.
  • Secreción nasales.
  • Cara hinchada.
  • Urticaria.
  • Ojos llorosos.

¿Qué hacer si mi bebé es intolerante al lactosa?

Tras el diagnostico de intolerancia a la lactosa debes de darle a tu bebé formulas especiales sin lactosa, las formula con soja son una buena opción.

Cuida la alimentación de tu hijo leyendo todas las etiquetas de los alimentos que sean libre en lactosa.

Bajo la supervisión de un pediatra puedes proporcionar ciertos derivados lácteos para comprobar su tolerancia ya que pueden digerirlo en pequeñas cantidades.

Temas