Los juegos para bebés de 6 meses tienen que tratar de estimularlos para que puedan agotar toda su energía. En esa edad los niños comienzan a ser más activos y pasan menos tiempo durmiendo. Los niños necesitarán ya su espacio habilitado para los juegos, con objetos y juguetes adecuados a su edad, que les ayudará a comenzar a entender el contexto que los rodea.

La curiosidad está a flor de piel, quieren ver y tocar todo y comienzan a imitar no solo a sus mayores sino a sus pares. Esa exploración será positiva para que conozca su pequeño mundo.

En esta edad también comienzan a balbucear palabras, antes de comenzar a hablar, y protestan cuando ven algo que no les gusta.

bebes de 6 meses

La curiosidad está a flor de piel

¿Cuáles son los juegos para bebes de 6 meses?

Los juguetes recomendados para los niños de esa edad son los siguientes:

Juegos de acción – reacción

Es importante que el niño comience a interactuar con sus juguetes, explorando sus principales características. Por eso les llama la atención todos aquellos juguetes que tengan música, luces y que los haga moverse sin parar.

Juegos para bebes de 6 meses que estimulen el gateo

Son esos tipos de juguetes que ayudarán a que el niño esté en movimiento y ejercite su motricidad. Aquí se necesitará que sus padres jueguen con ellos, por ejemplo lanzándoles una pelota o algún juguete y pidiéndole que lo vayan a buscar.

Es importante que el bebé comience a hacer presión con la planta de los los pies contra una superficie sólida. Esto se denomina “reflejo de enderezamiento” y les servirá para practicar el gateo.

bebes de 6 meses

Necesitan su espacio para juegos

Los juguetes apilables

Este tipo de juguetes les servirá para que comience a incorporar conceptos básicos como “arriba y abajo” o “grande y pequeño” al apilar las piezas una y otra vez.

Además podrá entender la relación “causa-efecto” al derrumbar las piezas y colocándoles en distintas posiciones.

Juguetes que estimulen la imitación

Realiza distintas actividades cotidianas mencionando cada cosa que hagas. Por ejemplo es bueno realizar junto al bebé una excursión por toda la casa, ir prendiendo y apagando las luces, abriendo y cerrando puertas y otras acciones.

El niño verá lo que haces y comenzará a entender la relación de los objetos con el mundo y de seguro imitará las acciones que tu hagas. Es muy importante que lo haga el mismo para que comprenda, imitando, como funcionan las cosas.