En algunos casos los bebés comienzan a andar sin antes haber aprendido a gatear. Sin embargo, la etapa del gateo es importante para el desarrollo psicomotor del niño. Este artículo encontraras los juegos para estimular a gatear y explica por qué es importante no saltarse esta etapa.

Entre los meses seis y diez el bebé adquiere la suficiente fortaleza para gatear, un paso que le ayuda a caminar. Para empezar a moverse por sus extremidades, el pequeño necesita aprender a coordinar y apoyar brazos y piernas.

¿Por qué es importante el gateo?

El gateo es un paso fundamental dentro de su desarrollo psicomotor, puesto que es el paso previo a la caminata. No obstante, algunos niños no pasan mucho tiempo en esta posición y empiezan a caminar sin tanta espera. Si esto le pasa a tu bebé no hay nada qué preocuparse porque es algo normal. Pero, si quieres estar más segura, consulta al pediatra.

Juegos para estimular a gatear

La fase del gateo tiene dos objetivos fundamentales. El primero es agarrar objetos que llamen la atención para descubrirlos por el color y la textura. El segundo es aprender a pararse para subirse a algún mueble o tratar de dar los primeros pasos, que le harán volar en su mundo de inocencia e ilusiones.

Los mejores juegos para estimular a gatear

La carretilla

A algunos niños les cuesta empezar a gatear. Para potenciar su fuerza y la confianza en sí mismos podemos jugar a “la carretilla”.

  • Coloca al niño boca abajo y, con sus manos apoyadas en el suelo, le sujetas por las caderas. Poco a poco vas bajando hasta sostenerle por los pies.
  • Lo mantenemos un rato en esta postura, en un ángulo ideal y cuando lo veamos seguro sobre sus manos empezamos a balancearle suavemente hacia delante y hacia atrás.
  • Doblamos sus rodillas y lo dejamos en el suelo en posición de gateo. Quizá siga balanceándose hacia adelante y hacia atrás.

Arriba la barriga

Lo que más cuesta al bebé que aprende a gatear es levantar la barriga del suelo.

Un ejercicio divertido consiste en sentarse en el suelo con las piernas estiradas colocando al niño transversal sobre los muslos. Su barriga debe quedar justo encima de ellos, y sus rodillas, en el suelo.

Con suaves movimientos de los muslos arriba y abajo, el pequeño podrá experimentar cuál será la posición del tórax durante el gateo.

Con ese Juegos para estimular a gatear

Una banda de tela

Juegos para estimular a gatear

Consiste en tumbarles boca abajo en el suelo y colocar en su tórax una banda de tela a modo de cinturón. El juego consiste en levantar al bebé ambos lados de la banda, hasta que solo toque el suelo con las manos y rodillas.

¿A que no lo coges?

Este juego le sirve para desarrollar la musculatura abdominal y a desarrollar la atención. un fantástico juego para estimular a gatear.

Juegos para estimular a gatear

Saca de una caja un objeto llamativo y lo dejamos justo al alcance de su mano, delante. A continuación, saca el objeto atractivo y los colócalo cada vez más alejados de su mano. Intentará tomar las cosas que le atraigan.