Hay 5 maneras de estimular el habla del niño, súper simples y prácticas. Desde el nacimiento hasta los seis meses la forma de comunicarse del niño es hablar, llorar, moverse, sonreír, etc.

 

La manera de comunicarse con el niño es hablar, llorar, moverse, sonreír, etc. Él o ella gradualmente desarrollan la capacidad de hablar y está listo para hablar con usted al final de su primer año de vida.

A muchos niños les gusta hablar, aunque sólo hablen unas pocas palabras. Para los niños pequeños, hablar no sólo es un placer, sino que también les ayuda a desarrollar sus habilidades de comunicación. ¿Cómo motiva a su hijo a hablar con usted y a interesarse por usted?

Estimular el habla a su hijo no es sólo una cuestión de aplicación concreta. En la vida cotidiana siempre hay muchas cosas que pedir, que se hacen de forma integrada.

¿Quién te dio comida? ¿Qué comiste solo? ¿Qué quieres comer? ¿Con quién jugaste? Tales preguntas son fáciles de responder y causan interacciones interminables.

Si su hijo es un poco más grande y sólo balbucea, no se preocupe. Cuando les hagas preguntas, muéstrales las respuestas, poco a poco, coloca los nombres de los objetos, personas o productos que suelen grabar.

La mayoría de los niños usan el teléfono mucho antes de poder decir una palabra. Esto puede ayudar a animar a su hijo a hablar. Si recibe llamadas de familiares o amigos, dele a su hijo un número de teléfono.

Trate de no hacer video llamadas para que su hijo no utilice señales visuales para facilitar la comunicación. Esto requiere que expliquen su pronunciación. Si usted lo encuentra enojado, la mejor manera de ayudarlo a expresar lo que quiere decir es ayudarlo a expresar lo que quiere decir.

Aprende a estimular el habla.

Háblale siempre: Siempre hable con él para que se acostumbre a su voz y a los diferentes sonidos a su alrededor.

Cuanto más hable con él o ella y le anime a reaccionar, más rápido y mejor aprenderá a hablar. Sea teatral en sus conversaciones y siga haciendo preguntas. Explique lo que está haciendo diciendo siempre su nombre.

Cuéntale historias: empieza lo antes posible, aunque sepas que todavía no te entiende. Busque historias con ilustraciones apropiadas para su edad que inviten a su hijo a mirar y explicar los dibujos. Pruebe libros en los que su hijo pueda imitar los movimientos, sonidos o texturas que puede tocar.formas de estimular el habla

Simular sonidos: cambiar el sonido y el volumen. Cuando te oiga, estimúlalo con nuevos sonidos y llámalos.

Siempre corregirlo: La mayoría de los niños primero cometen errores con palabras, la familia aprende vocabulario nuevo y habla de “cabeza”, “guau”. No hay problema en adaptarse a estas frases, pero recuerda que el objetivo es aprender a pronunciar las palabras correctamente. A veces es importante corregirlo para estimular el habla correcta.

Cantar: para él o para ella es una de las mejores herramientas para promover el desarrollo lingüístico de su hijo. Las mejores canciones son las que repiten los sonidos y composiciones que pueden acompañarte en cualquier evento.