Los padres suelen preguntarse cuáles son las bebidas para bebés más indicadas. Muchos son beneficiosos para la salud de los más pequeños pero otros pueden traer efectos no deseados.

Existen muchas bebidas, algunas que le gustarán mucho a tu bebé como las gaseosas y otras que quizás rechacen como la leche.

Lo importante es saber equilibrar estas bebidas y que el niño se acostumbre a todas. Por ello haremos una guía de las bebidas para bebés y las cantidades ideales que deben tomar a diario.

bebidas para bebés

importante es saber equilibrar las bebidas

¿Qué cantidad de bebidas deben tomar los bebés?

Dependerá de la edad del niño. Se calcula que entre los 12 y 36 meses necesitan beber unas 5½ tazas (1.3 litros) de líquidos cada día.

La cantidad de bebidas para bebés es una base, ya que dependerá del tamaño del niño, la actividad física que desarrolle a diario y la temperatura exterior, determinada por la zona en la que viva.

A continuación haremos una guía que te ayudará para distribuir los líquidos diarios:

Leche de vaca

Niños menores de 2 años necesitan de 2 a 3 tazas diarias, y los mayores de 2 años necesitan 2 tazas. Tiene muchos nutrientes que necesitan los niños que están creciendo, como calcio, vitamina D y proteínas.

Otras bebidas

Pueden ser agua o jugos, se calculan 1 a 2 ½ tazas diarias. Sin embargo hay que tener en cuenta que un exceso de jugo puede resultar en mala nutrición, obesidad y caries. Esta bebida puede provocar que el bebé se llene demasiado y no consuma alternativas más saludables

bebidas para bebés

la leche de vaca tiene muchos nutrientes

Líquidos provenientes de los alimentos

Las comidas como la fruta, el yogur y el arroz contienen bastante agua, y pueden sumar bastante liquido cuando el bebé las consuma. Cerca del 25 por ciento de los “líquidos” que ingiere tu niño deberían provenir de alimentos sólidos. Entre los principales se encuentran: Sandía cruda 91%, Zanahoria, cocida y escurrida un 90%, brócoli 89%, Durazno (melocotón) 89%, manzana cruda con 85 % y banana 75%.

Bebidas gaseosas

A pesar que la mayoría de los niños las prefieren, sobretodo durante las comidas, no tienen valor nutricional. Es importante no crearle el hábito de tomar bebidas gaseosas de pequeño ya que cuando crezcan pueden acostumbrarse y llevarlos a ser obesos.

Agua

Es la mejor opción para los niños cuando tienen sed. No los llena como otras bebidas, y esto evita que puedan consumir los alimentos que necesitan, y no tiene calorías. Además lo hidrata y si tiene fluor, dependerá de la zona donde vivas, puede prevenir las caries.