La leche de fórmula muchas veces puede ser una opción para el bebé cuando la madre no puede darle el pecho por alguna enfermedad o por una decisión personal.

Siempre darse bajo la supervisión de un pediatra quien indicará cuál es la más indicada para cada niño y también dependerá de la etapa de la vida por la que esté atravesando.

La mayor parte de las leches que se encuentran en el mercado cumplen con las necesidades nutricionales diarias que requieren los bebés. Pero la elección no dependerá de una preferencia personal sino que influyen varios factores a la hora de darle al niño una u otra.

¿Qué tipos de leche de fórmula hay?

Como los recién nacidos no pueden digerir la leche de vaca, hasta los 12 meses, por la alta concentración de proteínas y minerales, las que pueden por ejemplo causarle fiebre y otros síntomas, era necesario darles una leche de fórmula.

Los tres tipos más conocidos son:

Basada en la leche de vaca: es la más común y es una leche que pasa por un proceso de modificación que la hace más digestiva. Se la somete a altas temperaturas, se añade azúcar y se eliminan las grasas. También en muchas se agrega un suplemento de hierro.

Hay variedades dentro de esta leche y son:

  • En polvo y líquidas
  • Infantiles de inicio ó “1”, para los primeros meses
  • Infantiles de continuación ó “2”, con mayor concentración de proteínas
  • Fórmulas exentas de lactosa
leche de fórmula

dar leche de fórmula pueden decidirlo los padres

Basada en la soja: es especialmente para los bebés que no digieren la lactosa o tienen alergia a la leche. También indicada para aquellos niños que padecen de “galactosemia” es decir que no toleran uno de los azùcares que forman la lactosa de la leche, llamado galactosa.

Leches especiales: son todas aquellas que se fabrican para los bebés que padecen de distintas enfermedades, bebés prematuros o que tienen necesidades nutritivas especiales desde el momento de su nacimiento.

Entre ellas las más comunes

Hidrolizados de proteínas: con proteínas fraccionadas en pequeñas porciones para que el niño pueda absorberlas mejor, Se hace a base de leche de vaca. Este tipo de leche evita las alergias.

Espesadas: es especial para los bebés que tienen facilidad para regurgitar.

Con fenilcetonuria: exentas de fenilalanina

¿Qué tipos de leche hay según la edad del bebé?

La edad del niño también determinará el tipo de leche que deberá consumir. Distinguimos la siguiente variedad:

Para prematuros: orientada a niños con escaso peso. Se le suministra al bebé desde el momento de su nacimiento y hasta que supere los dos kilos y medio o alcance la edad corregida de las 38 semanas de peso.

 

leche de fórmula

la edad determina el tipo de leche

De inicio: es la que deberá tomar el bebé hasta que cumpla los seis meses de vida. Contiene proteínas, grasas, vitaminas e hidratos de carbono. Se elabora a partir de la leche de vaca.

De continuación: se suministra desde los seis meses y debe combinarse con otros alimentos como cereales, frutas o verduras. Tiene alto contenido de hierro y proteínas.

De crecimiento: a partir de los 12 meses y hasta el primer o segundo año. Enriquecida con hierro y ácido fólico. Los podrán pueden optar por dársela al bebé porque ya a esa edad se le podrá dar la leche normal de vaca.